Ir al contenido principal

Antihéroe




Anteayer me levanté de buena mañana con algún desastre sin resolver y me dirigí al Hotel Lichis con intención de hacer una reserva para el puente de la Constitución. En recepción, me cuentan que el propietario no se encuentra, que a finales de octubre le dio el corazón un sustillo y se está tomando unos días de reflexión, pero que no hay problema, el establecimiento sigue a pleno rendimiento. Aliviado me lanzo a las redes sociales y constato el montón de cariño que le prodigan desde la profesión y claro, también su público.

Es un grande, no cabe duda, al menos para mi y para mucha gente de mi generación. La Cabra Mecánica nos acompañó en aquellos maravillosos años donde "mañana era nunca y nunca llegaba pasado mañana." Luego nos dejo a todos sus seguidores a cuadros, pero esa es otra historia y además, a su manera, fue avisando con este Hotel Lichis, que daba ya algunas pistas. Estaba pasando por un momento vital complejo tras la fama de la mano de María Jiménez, en una breve historia que daría para un biopic versión cañí de Fernando de León.
Miguel, que así se llama Lichis, sigue picando piedra. Tocando en sitios más pequeños, realizando producciones y haciendo lo que realmente le apetece, que viene a ser lo importante en esta vida, ¿no? Tratar de hacer lo que a uno le salga de los cojones.

La Cabra fue como digo parte de la banda sonora de unos años muy especiales y aún la revisito a menudo. Además es más que posible que coincidiéramos alguna vez en El Stop, antiguo bar hortalino desaparecido hace ya demasiado tiempo. Tengo por ahí los cedés, el segundo lo guardo con especial cariño y nostalgia, quién sabe igual dentro de mil años vale una fortuna.

Queda aquí mi diminuto homenaje, en vida, como debe ser. Vivito y coleando. Luchando, haciendo lo que le sale del nabo, que se lo digan a Loquillo (y a Rubén Pozo, a que no le había mencionado aún.)



"Esta es una nota de suicidio comercial, 

por favor borrarme de tu memoria, 

no fui un gran amante no fui nadie especial, 

antihéroe atiborrado de drogas.

Antihéroe. Hotel lichis. La Cabra Mecánica"


* Créditos de la imagen: https://www.lichis.es/

Comentarios

Entradas populares de este blog

Instrucciones para sobrevivir...

Me paso por aquí para traeros una cosilla del mes pasado... Participo en un pequeño taller de escritura a través de Facebook, El Oficio de Escribir , menos de lo que me gustaría, la verdad, que organiza con mucha paciencia y buen hacer @elperrodelanoche , a través de un grupo privado. La primera consigna lanzada (indicaciones para hacer el ejercicio) fue: "El mejor ejemplo de este ejercicio lo pueden hallar en el libro Historias de cronopios y de famas , del gigante Julio Cortázar . Si googlean: Instrucciones de Cortázar, encontrarán casi todas. Instrucciones para dar cuerda a un reloj e Instrucciones para subir una escalera; son mis preferidas. La escritura de instrucciones exige absoluta precisión en la elección de palabras y un uso pulcro de redacción y sintaxis . Es difícil escribir instrucciones pero es un reto que ayuda enormemente a un escritor, pues nos exige una alta dosis de observación y concentración. Si ven las instrucciones que escribe Cortázar, encontrarán textos

Ejercicio de escritura creativa

Dejo por aquí mi resolución del penúltimo ejercicio juntaletras . Una excusa como otra cualquiera para mencionar a este grupito de amigos distribuidos a ambos lados del Atlántico que tenemos, entre muchas otras maravillosas cosas, la bonita costumbre de proponer ejercicios de escritura creativa.  ******************************  La consigna aparentemente era sencilla: Aprrrrrrrrrrrr! El EJERCICIO consiste en hacer UN MICROCUENTO en el que se utilicen esas tres palabras: Injusticia , equidad y ciclo (elegidas previamente al azar.) Debe tener una introducción, un nudo y un desenlace, como todo cuento, pero debe ser lo más corto y sintético posible. A lo largo de las próximas ~24~ 48 horas las que hagáis alguno lo compartís por aquí y así podremos leerlo todos. A disfruuuutar 😘   Jack y Marcel   Dados . Autor Nacho . Licencia . Flickr En la única mesa de una sombría taberna jugaban una partida de dados, Jack el Destripador, que estaba recientemente retirado y Marcel, un escritor de g

Mientras No Escribo

Voy paladeando esta etapa más sosegada para tratar de seguir aprendiendo, no se me ocurre nada mejor que hacer. Total que no me he podido resistir y además del taller del que os hablaba el otro día me he apuntado al Club de Escritura de Mientras No Escribo . Y sin salir de Valdetorres , ¿no es fantástico? Que no digo yo que un día no me importaría que alguien me invitase a cruzar el charco, yo sólo lo dejo caer.  Lo regentan  Nico y Aniko Villalba  con tino y profesionalidad. Se ve que les sobra tiempo y además de hacer mil cosas ahora les ha dado por esto y luego dicen que  procrastinan,  quien pudiera. Yo que cuando hago tres cosas a la vez entro en pánico. De la manga, decía, se han sacado esta bonita  comunidad  , un lugar para compartir experiencias. Como dice mi hermana Valle , esa hermana mayor que todo el mundo sueña con tener y yo tuve la suerte de que cuando nací, ella ya andaba por casa: Compartir es vivir . Y es que esto de escribir tiende a ser muy solitario y si no está