Ir al contenido principal

Pizarnik y la habitación propia

Pizarnik Los diarios de Alejandra Pizarnik son alucinantes, entre otras mil cuestiones nos muestran como una de las mentes más lucidas del siglo XX sufría entre fármacos y diagnosticos imprerfectos. Cristina Peña, una de sus biografas, afirma que:  "Pizarnik tomaba pastillas para todo, para dormir, para despertarse. A partir de cierto momento de su vida, ella es un coctel viviente y, evidentemente, hay un deterioro que se va profundizando." En 1959 la poeta argentina escribio en su diario: " recién termine de leer Un cuarto propio ( Una habitación propia , en la traducción castiza) de Virginia Woolf [...] VW es sencillamente adorable. Pero la siento un poco vieja, como del siglo pasado. Estuve pensando sobre las 500 libras al año y el cuarto propio. Yo tengo un cuarto propio, no tengo dificultades economicas apremiantes, gozo de libertad para ir a donde yo quiera. No obstante, soy el ser menos libre. " Y es que en la sencilla ecuación que planteaba la Woolf, faltab

El país de los cuentacuentos


"Mis estudiantes se creen que cuando las escritoras y escritores reputados se sientan a escribir sus libros saben poco más o menos lo que va a pasar porque han bosquejado la mayor parte del argumento, motivo por el que les salen unos libros maravillosos y tienen unas vidas sencillas y llenas de gozo, una autoestima fabtastica e intacta la capacidad de maravillarse. Ya. Pues yo no conozco a nadie que encaje para nada en esa descripción. Toda la gente que conozco da tumbos, se queja y se desanima en el proceso de encontrar un argumento y una estructura que funcionen. Puedes unirte al club si quieres"

Pájaro a pájaro. Anne Lamott. (página 123.) Plnkton

No había hablado con Bobbi desde la noche que se quedó a dormir en mi apartamento. Cuando estaba con Nick no pensaba en nada más, así que no había intentado ponerme en contacto con ella ni le había dado muchas vueltas a por qué no me había llamadoe. Entonces, después de que Melissa voviera de Dublín, recibí un email de Bobbi con el asunto  "Closa???""

Conversaciones entre amigos. Sally Rooney. (página 90) Penguin Random House.

"Entraron al ruido de un departamento lleno de gente disfrazada. Había brujas, gitanas, naufragos, árabes, monjas, toreros, algunos indescufrables, césares, viudas, gatíbelas, osos. Daniel dejó sus cosas en un rincón y se quedó mirando el movimiento, incómodo y aturdido y sin saber qué hacer con las manos, Ramiro le dijo:

-- No tengo plata acá, pero mañana te hago un cheque y el lunes lo cobrás (...)"

Una noche con Sabrina Love. Pedro Mairal. Libros del Asteroide.

"Tratando de interpretar lo mejor posible el papel de esposa desesperada, esa misma tarde la señora Sveva visita al doctor Ballaró, médico municipal que asume también el cargo de psiquiatra. Es quien da el visto bueno para que suban a los chiflados a la furgoneta municipal de los locos."

Dario Fo. El país de los cuentacuentos. (pagina 112) Libros del Asteroide.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El chico de las musarañas

El pasado mes de mayo se entregaron los Premios de la Federación Madrileña de Salud Mental  y adivinad quién fue uno de los finalistas de esta octava edición ... Si alguien quiere leer mi relato, porfa que lo diga en comentarios.

Una de podcasts chulos

Llevaba unos días sin dejarme caer por aquí, pero hoy que el día está frío y ventoso, me apetecía hablaros de un par, en el sentido más amplio de la palabra, de podcasts que me encantan. Imagino que algunos ya los conoceréis, pero igual os doy una idea para escuchar algo interesante mientras plancháis, recogéis los platos o os dais un paseíto. El primero es Participantes para un delirio de Coco Dávez , pintora y excelente comunicadora, vamos una joyita de persona. El rollo es un poco parecido a El sentido de la birra , de Ricardo Moya que seguro que tod@s conoceréis. De este no os voy a hablar demasiado pero si hay alguién que aún no lo conoce ya está corriendo:-) De este estilo me encanta, también, el de Roberto Mtz . Luego, ya más modestos, pero igualmente interesantes estarían,  Inculturetas del gran Adrián , los Amigos treintones de Gustavo Lara y su carnal Gil , Viviendo y creando nuevos horizontes y Entre libros, mate y café  en los que he tenido el honor y la suerte de po

Si te vas

Si te vas por la vereda de la puerta de atrás y  me gritas: So payaso,  no me lo creo… Te veo salir  me dejas paralizado, como en Stand by .